martes, 28 de marzo de 2017

Otras maneras de relacionarse

El cuento Una feliz catástrofe cuenta la historia de una familia de ratones en la que la mamá y el papá responden a los estereotipos de género (ella, lava, cocina, plancha, cuida a las crías; y él trabaja en una oficina como presidente de una empresa que no produce nada). La vida así es monótona pero confortable. Todo cambia con la inundación de su ratonera. La mamá salva a las crias subiéndolos a una mesa a modo de balsa, y les busca un refugio en un cajón del desván, improvisa la cena y unas camitas, y cuando llega el señor ratón se encuentra con esta nueva situación.
Tras la catástrofe en el nuevo hogar descubren nuevos sitios, cajas y rincones donde jugar y divertirse. La mamá ratona encabeza las expediciones con sus crías por el nuevo lugar y disfrutan jugando, tocando la guitarra, y alimentando su curiosidad. El papá ratón aprende a cocinar, y todos y todas se encuentran más felices con la nueva forma de vida.

Es un cuento que concretamente yo tuve la oportunidad de trabajar con grupos de infantil en un proyecto de coeducación del Centro Asesor de la Mujer en mi Comunidad. Es muy divertido y da mucho juego para trabajar la ruptura de estereotipos de forma lúdica y constructiva. Peques y mayores disfrutamos mucho con esta actividad. Recomendable para contar a hijos/as, sobrinos/as, primos/as, tíos/as, abuelos/as y padres y madres, claro!


Cómo se cuela la violencia. Eslogan

La búsqueda en la web acerca de "prevención de la violencia y coeducación" muestra gran cantidad de recursos (artículos, guías, cursos, recomendaciones,...) elaborados desde diversos organismos gubernamentales o no, vinculados a la educación. Desde el Gobierno del País Vasco a la Junta de Andalucía, pasando por organismos como Acció Escolta de Catalunya, la CEAPA e Institutos de la Mujer de todas las C.C.A.A. abordan desde una perspetiva educativa la importancia de prevenir la violencia por medio de la coeducación. No en vano, la educación es un motor de cambio que ha de provocar sinergias dirigidas a la garantía de igualdad de oportunidades. Es, a su vez, uno de los recursos más potentes desde el ámbito estatal para procurar la prevención de la violencia machista y la desigualdad.

El video "La desigualdad no nace, se hace" del Instituto Vasco de la Mujer es una muestra de cómo desde organismos gubernamentales se recurre a formato publicitario para divulgar su campaña de concienciación sobre la importancia de los mensajes que transmitimos a los niños y las niñas, a los chicos y las chicas en la construcción de sus propias identidades en sociedad. Refleja con claridad cómo no son iguales estos mensajes, ni transmiten las mismas expectativas para unos que para otras. En el caso de ellos suelen enfatizar la fortaleza de carácter y la física; y en el caso de ellas, suelen enfatizar el ser serviciales, dóciles y calladas. Desde este punto de partida, ya desigual, si no se hace nada por compensar los prejuicios ni los perjuicios, estaremos reproduciendo los mismos estereotipos, y lo que es peor, asumiéndolos.

Este problema de concepción de roles cobra especial gravedad en las interrelaciones entre ambos sexos. Si las chicos crecen creyendo que han de "proteger" a "su" chica, y las chicas crecen creyéndolo también y que "los celos son normales" por ejemplo, estaremos perpetuando una relacion de subordinación, mermando las posibilidades de dialogar en igualdad, con alternativas que conduccan a la libertad de unos y otras para elegir.

Yo creo que la violencia se cuela en los mensajes que damos, en los que recibimos, en los silencios, en los gestos y en infinidad de momentos y espacios del día y a día motivado por un constructo social ya de por sí perverso. Es urgente no sólo la observación crítica de estos "micromachismos", si no el ejercicio de alternativas visibles que combatan la desigualdad que atenaza.

El eslogan que yo propongo es:

jueves, 23 de marzo de 2017

mujer pilota

Pilota con A  es el título de la infografía que he realizado para relatar la experiencia de una joven asturiana que ha tenido que bregar en un mundo tradicionalmente masculino,  pero a la que no le han faltado ni las fuerzas ni las ganas para perseverar y empezar a hacer proyectos inclusivos en el mundo del motor. De momento ya ha creado el primer equipo femenino de Rally. Si quereis conocerla más a fondo pinchad en el siguiente enlace:
https://www.youtube.com entrevista a Carla Alvarez Sanjurjo

viernes, 17 de marzo de 2017

Eesha Khare, una joven inventora

En el muro de inventoras me he referido a Eesha Khare, que con tan solo dieciocho años ha inventado un dispositivo que consigue cargar un teléfono móvil en tan solo 20 segundos y solo ocupa un pequeño espacio en tu aparato. Es genial!

mujeres deportistas


Carla Alvarez Sanjurjo y Patricia Rodriguez Rubiera son dos jóvenes asturianas, estudiantes universitarias a las que las ha unido su pasión por el mundo del automovilismo y la competición. Son pilota y copilota de rallyes y juntas han hecho podio en varias ocasiones y siguen en la brecha.